martes, 15 de abril de 2008

La Escuela Bolera

La Escuela Bolera es el auténtico Ballet Clásico Español. Se realiza con zapatillas de Ballet de media punta o bien con zapatos, aunque la primera es sin duda la versión que ofrece mayor dificultad técnica. Además, una de sus características más emblemáticas es el empleo del acompañamiento rítmico de castañuelas o palillos, los cuales se suman a la difícil coordinación de braceo español y pasos ejecutados por los pies, entre los que se incluyen numerosas florituras y baterías.

Según los historiadores comenzó a gestarse en el siglo XVII, se fue sistematizando en el siglo XVIII y por último se difundió y reconoció en el XIX, asistiendo a un resurgimiento en el segundo tercio del siglo XX. No cabe duda de que es una de las joyas del patrimonio dancístico de nuestro país.

Podemos distinguir tres etapas para hablar de la Escuela Bolera y su historia.

En la primera etapa este baile era aceptado generalmente por todas las clases sociales. Tomando referencias de los libros de la época, como el de Juan de Esquivel y Navarro de 1612 “Discurso sobre el arte del danzado y sus excelencias” o el publicado en 1745 de Ferriol y Boxerau “Reglas útiles para los aficionados a bailar”, así como los de Pablo Minguet e Irol, de 1754, “El danzar a la francesa” y “El tratado de los pasos de danzar a la española”, podemos sacar distintas conclusiones:El carácter del baile español fue haciéndose patente en la danza de la época, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Los bailarines de los países europeos se hacen incluso famosos con nuestro repertorio. Los maestros de danza españoles fueron adquiriendo fama y prestigio social, tomando un papel importante en la vida cultural de la época. Es muy conocida la obra literaria de Calderón de la Barca “El maestro de danzar”, que cuando se ponía en escena se jalonaba incluso con intermedios de baile. Ellos fueron los encargados de recoger una naciente escuela internacional de baile español, en cuyo repertorio era imprescindible el bolero.

La segunda etapa sería la de su acceso al mundo de los teatros, como acompañamiento orquestal, tal y como se hacía con las contradanzas y los minuetos. La primera academia de baile se crea en Madrid en 1808, gracias a la propuesta del Marqués de Perales al Ayuntamiento. Se crea así la Academia Oficial de Baile Teatral en defensa de los estilos propios españoles. Este hecho demuestra el gran interés por la danza a un nivel administrativo y político. Otras instituciones tuvieron también su importancia para el desarrollo de la Escuela Bolera: el Teatro del Circo de Madrid que funcionó desde 1842, fundó una compañía de Ballet y la Academia Coreográfica, bajo el mecenazgo del Marqués de Salamanca y la gran importancia que tuvieron el Teatro del Liceo de Barcelona y el Teatro Real de Madrid. Por aquel entonces, Chopin escribe bajo el título de Bolero su ópera 19. Este tipo de baile por su claridad y estabilidad en repertorio y forma representa la aportación romántica y nacionalista de España al ambiente musical europeo.
La tercera etapa está constituida por los dos últimos tercios del siglo XX. Marienma, la gran maestra de la Escuela Bolera la ha llamado de “resurgimiento”, dados los grandes bailarines y bailarinas en esta faceta, que formaron sus propias compañías privadas, desarrollando este tipo de repertorio. La Argentina, Pilar López, los Pericet, Antonio Ruiz Soler, Vicente Escudero y la propia Marienma cultivaron este género y lo dignificaron.

Hoy en día la Escuela Bolera ha enfrentado en cierta manera a dos sectores de la profesión: los que piensan que para interpretarla adecuadamente es imprescindible una formación importante en Danza Clásica y los que piensan que sus propias variaciones, de carácter genuinamente español, son más que suficiente para formar a sus intérpretes. Quizás lo más acertado sería iniciar al alumno en ambas disciplinas contemporáneamente, como se hace con los alumnos de los colegios bilingües.Podríamos diferenciar básicamente cuatro formas de interpretación en la Bolera: la Madrileña, la Gaditana, la Sevillana y la Malagueña. Sus diferencias no son grandes y son más bien debidas a los maestros que a su vez han influenciado directamente en otros profesores. Maestros legendarios fueron Carito, Realito, el maestro Cansino (padre de la célebre actriz Rita Hayward), el maestro Coronas, quien fue profesor de Magriñá, Antonio Boliche, Sebastián Cerezo, Miralles, Paco Reyes, Luis del Río, Marienma, Joaquín Mediavilla y Pacita Tomás y toda la familia Pericet, maestros y bailarines a través de generaciones.Hoy evidentemente la preparación clásica ya no se discute como beneficiosa y necesaria, dado, sobretodo la evolución de esta rama, gracias a la técnica.

Lo que hace de ésta una escuela verdadera son las combinaciones complejas que se derivan de sus propios pasos . Es un estilo peculiar, a pesar de que las coincidencias son muchas con el Ballet académico. La gran diferencia que marca la Bolera es la utilización de los brazos. El braceo a la española tiene una complejidad tanto técnica como interpretativa. Para un bailarín de clásico ésto suele suponer una gran dificultad por la coordinación, el uso de los contratiempos y sus continuas mudanzas. Pero el mayor problema es lo riquísimo que puede llegar a ser el baile si se le añade el típico toque de castañuelas o palillos. No en vano el bailarín y coreógrafo Antonio Cairón, en sus reglas de baile decía ”el baile español más célebre, el más gracioso y el más difícil tal vez, de cuantos se han inventado, es la Escuela Bolera” .
Beatriz Barceló .
Directora de la Escuela de Danza Marta de la Vega.

8 comentarios:

mireya dijo...

Buena síntesis de lo que es y fue la Escuela Bolera. Soy musicóloga y para mí, leer el tratado de Esquivel fue una revolución en mi concepción, no sólo de la Danza en España, sino del por qué de la música que se componía en el XVII, antes de la llegada de la influencia italiana...Ahí arrancó una escuela de virtuosismo artístico, desconocida para los españoles, como tantas otras cosas de la propia tradición cultural.

Anónimo dijo...

Es muy interesante todo lo que se publica y se dice. Pero todos los apoyos han quedado en la teoría.
La escuela bolera estuvo siempre en crisis. Yo tambien soy etnomusicóloga y antropóloga social. Además soy bailarina clásica especializada en escuela bolera y me he dedicado a investigar especificamente sobre la misma.
Y no pongo en duda su estética. Sino su desarrollo, su historia y las causas por las que está en los museos.
En primer lugar, logicamente con una intencion lucrativa por parte de los primeros maestros Y los sucesivos, se le ha dado una infundada importancia a las llamadas coreografías tradicionales. Cuando lo importante es respetar el estilo, los movimientos, su estrucutra y su estética. No es importante si en una copla reemplazamos los bordoneos por un "yasé". Debemos recordar que la escuela bolera NO ES FOLKLORE, por ende NO TIENE COREOGRAFÍA FIJA. Solo hay coreografías de los primeros maestros que bien podían cambiar ellos mismos de una actuación a otra. Pero, claro, a los señores Pericet no les conviene decir esto porque se les arruinaría el negocio y la exclusividad.
En segundo lugar, NO TIENE DIFUSIÓN. Pasa que los mismos profesionales retacean conocimientos en sus clases de escuela bolera, las cobran carísimas, y exageran con el tiempo de maduración de aprendizaje. Aunque el alumno haya logrado la coordinación y el estilo exigido aun asi le buscaran el pelo alhuevo para tenerlo 2 años más bailando el Olé de le Curra. Las razones son más que obvias. TODOS LOS PROFESIONALES CONOCEN EL POTENCIAL QUE TIENE LA ESCUELA BOLERA PARA ATRAER PÚBLICO. Y tienen miedo... de que su discípulo cobre más barato que él, de que haga espectáculos con entradas más económicas que él, etc.
En tercer lugar, como los costos de las clases son altos, como las entradas a los espectáculos son altas, y no siempre el talento y el buen gusto van asociados a la solvencia económica del público y alumnado, la escuela bolera, apreciada en ambientes de clase media, termina muriendo en los ataúdes de profesionales que querían hacer valer tanto su conocimiento de escuela bolera y se aferraban tanto a sus disquitos y videitos, y así, los que realmente amaban la escuela bolera, como no le podían pagar, pues quedaban sin aprender.
LA ESCUELA BOLERA NO ES ARISTOCRÁTICA, SOLAMENTE ESTÁ EN MANOS DE PROFESIONALES AFERRADOS A ELLA TANTO TANTO QUE NO PUEDEN NI SIQUIERA DIFUNDIRLA.

Anonima también dijo...

Totalmente de acuerdo con Anónimo. No puede ser que las niñas se diviertan tanto con el hip-hop, por su capacidad de adaptación y la escuela bolera les resulta insoportable, por su capacidad de conservación. Una cosa es conservar el estilo y otra seguir bailando el baile exactamente igual que lo hacía mi abuela, con la que ya tengo poco que ver.
Además, tanta influencia de ballet, hace a la escuela bolera sin gracia. De acuerdo que una exagerada lordosis puede resultar perjudicial para la alumna, pero lo que está claro es que no se puede hacer la escuela bolera con espaldas como tablas: Es muy sosa!
O se cambia la concepción o verdaderamente la mataremos en varias generaciones. Suerte!

Anónimo dijo...

NO me parece que este mal, pero creo que estaria mucho mas completo si tambien estuvieran los pasos. Dado que a las bailarinas tambien le servirian mas...

Estudio de Danzas Alboreas dijo...

Soy el primer anónimo para que no haya confusiones.
Me parece que lo que expuse anteriormente es más que claro.
Y quiero agregar, leyendo el comentario de "anónima tambien", que el problema, y que esto se da en muchos ámbitos, es la vanidad de los profesionales que los convierte en tercos. Y esto por supuesto adosado a su interés monetario.
Y te digo más... le llaman "conservar" a algo que ellos mismos trastocaron para mostrar sus prodigios técnicos tan alejados de la estética.
Por ejemplo: Todos esos bordoneos insistentes, repetitivos y de extrema velocidad, que aparecen en La Malagueña (coreografía de Pericet y también en la versión de Marienma) nunca aparecieron en ningún tratado de los primeros de Escuela Bolera. Además de que quedan horribles, estéticamente hablando, parecen de alguien con el Mal de Parkinson, además...rompen la continuidad de la representación.
La Malagueña, por ser tal, originalmente se planteó la coreografía con gran cantidad de "panaderos" y rond de jambe, para remitir la cercanía al mar de su danza original, son movimientos que la mente asocia a olas, espresando un espíritu alegre, abierto... y la amplitud de esos movimientos intentan mostrar la amplitud del espacio donde tienen lugar esas danzas (cercanías a las playas, campos...).
Esos bordoneos hechos frente al publico están completamente descolgados y fuera de contexto.
Demostrar los prodigios técnicos no es arte, estos deben ser un medio de expresión y usarse en el momento adecuado...
Razones por las cuales se los prioriza: para atraer a un público mayoritario que pide euforia, para que sea dificil e importante sin razon y para que las clases y los cursos se extiendan en tiempo.
La escuela bolera no es ballet, usa la técnica del ballet para mejorar las postura y conocer los pasos (que son los mismos aunque lleven distinto nombre).
Conclusión: La difusión de la Escuela Bolera será posible cuando empecemos a dejar de lado la vanidad y empecemos leer e interiorizarnos más sobre el verdadero arte.

Anónimo dijo...

Es todo mucho más sencillo señores. La escuela bolera muere porque es muy difícil bailarla bien y por lo tanto los profesionales se decantan por el flamenco o a lo sumo por la danza estilizada.
Primeramente no hay clases de escuela bolera ahora mismo en Madrid por ejemplo, deberías ir a una academia con un curso ya hecho en el que estan los bailes de repertorio montados y a veces coreografiados por la profesora o profesor que toque (que miedo Dios) después llevar a cabo un espectáculo que contenga coreografías de escuela bolera, es arriesgado; necesitas una buena música un buen vestuario (seguramente caro)y un buen elenco que pueda ejecutar correctamente la escuela bolera. Es decir, tendrá que soltar mucho dinero el director de la compañia, buscar una música adecuada, que no aburra, dato muy importante y los bailarines pagarse o buscarse la vida por su cuenta para estar en forma tomando clase de ballet diaria.
Vmos que es preferible hacer unas alegrías con 4 trapos porque eso vende aquí, en todo Europa, en Asia en América y donde se precie, y la escuela bolera señores seamos honestos, en Asia no vale un duro, en Europa se creen que es jota y en América se aburren.
Soy un apasionado de la escuela bolera, creo que últimamente lo que se baila no es precisamente escuela bolera, pero tambien reconozco que ejecutarla bien duele y eso se queda pa´uno. En fin, ojalá que vuelva una época dorada y que se monten coreografías que son obras de arte, como las que hacía Antonio. Un saludo a todos

Anónimo dijo...

Hola! Tengo una pregunta: El artículo es de Yolario Urios o de Beatriz Barceló? Cómo lo pone al final no se si el nombre se refiere a la cita o al artículo entero.
Muchas gracias!

Anónimo dijo...

Perdona el error! Por supuesto quería decir Yolanda Urios.